17° CONFERENCIA INTERNACIONAL ANTICORRUPCIÓN (IACC)
2016

DECLARACIÓN DE PANAMÁ

Más de 1.600 personas procedentes de unos 130 países se reunieron en la Ciudad de Panamá, Panamá, con una llamada en común: el tiempo para Justicia, Equidad, Seguridad y Confianza es ahora.

Cuando la Conferencia Internacional Anticorrupción finalizó en Malasia en el año 2015, el lema fue “Cero Tolerancia para la Impunidad” para la corrupción a todos los niveles: desde la pequeña corrupción hasta la corrupción a gran escala, para los que roban la riqueza nacional, permiten florecer el crimen organizado, proporcionan silencio para los evasores de impuestos, y para los que ocultan la financiación del terrorismo.

Ahora es tiempo para justicia.

A medida que el mundo cambia, la corrupción muta también. Todos sabemos que prolifera gracias a una red de empresas corruptas y fideicomisos, y es transversal. Cada vez más está profundamente arraigada en la política y alimenta la corrupción, la piratería, la trata de personas, el tráfico de drogas, y la destrucción del medio ambiente.

La corrupción a gran escala perjudica a los individuos y a las sociedades en general, y debe ser vista como una amenaza mundial.

Reconocemos cómo los vínculos cada vez mayores entre la corrupción, el crimen de la fauna, el crimen organizado, y los flujos financieros ilícitos dañan severamente las sociedades, y debe convertirse en una prioridad para el movimiento contra la corrupción.

Ha llegado el momento de nosotros para crecer y fortalecer las alianzas globales y demás redes, Norte y Sur, para detener los flujos financieros ilícitos transnacionales a fin de mejorar la cooperación internacional en la lucha contra el lavado de dinero, abogar por la transparencia de los beneficiarios finales, y detener a los facilitadores.

Los gobiernos deben asociarse con instituciones financieras internacionales mediante el uso de un sistema de sanciones robusto, para garantizar que los funcionarios públicos que se dedican a la corrupción no queden libres.

Es tiempo para equidad: la corrupción aumenta la desigualdad en todo el mundo, y la conciencia e ira de la gente es cada vez más evidente. En muchos países, que enlazan la corrupción y la desigualdad, las personas han salido a las calles como se ha visto en Islandia, Brasil, Guatemala, Moldavia, Turquía, Ucrania, Corea del Sur, y en muchos otros países. En otros casos, el estar conscientes de esto,  se ha reflejado en las elecciones.

Es tiempo para seguridad: en muchos países el espacio para la sociedad civil se está reduciendo. Periodistas, directores de cine, denunciantes, y todos los activistas han sido encarcelados por hablar contra la corrupción. Se promulgan leyes para dificultar que las organizaciones no gubernamentales (ONG) funcionen, para que los medios de comunicación sean amordazados, y para debilitar a los jueces y fiscales.

Es tiempo para confianza. Una estrecha alianza entre el sector privado, la sociedad civil y el gobierno, pueden dar forma a nuestra acción colectiva. Nuestro objetivo es lograr un cambio y generar confianza, con transparencia e integridad.

En Panamá, hemos reflexionado sobre el papel crítico que los medios de comunicación en general y especialmente el de los periodistas de investigación han jugado este año, y fundamentalmente en cómo su rol continuará siendo una luz que brilla en lo corrupto y en la exigencia de justicia.

El momento de actuar es ahora. Debemos colaborar con todos los campeones de la lucha contra la corrupción y con las empresas afines.

Nos hemos reunido para definir dónde nuestro trabajo será más efectivo y elevaremos nuestras voces contra el aumento de la autocracia en todo el mundo que amenaza con limitar las libertades.

Juntos vamos a fortalecer nuestra Web de activistas anti-corrupción. En conjunto, el sector público, las empresas y la sociedad civil mantendremos a los corruptos en cuenta. Es Tiempo para Justicia, Equidad, Seguridad y Confianza.

Estamos muy agradecidos con el gobierno y el pueblo de Panamá, y esperamos continuar nuestra cooperación para asegurar que la impunidad y la corrupción a gran escala ya no se toleren.

Agradecemos al pueblo de Dinamarca por dar la bienvenida al movimiento global de lucha contra la corrupción y por alojar la 18° Conferencia Internacional Anticorrupción (IACC, por sus siglas en inglés) en Copenhague en el año 2018.

For English version click here.